CD Cicloturista " La Vereita " - Marbella


viernes, 16 de enero de 2009

PUERTA VERDE MARBELLA-RONDA

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha establecido una red de Corredores Verdes que fomenta los desplazamientos no motorizados, y que sirve para acceder al entorno natural más cercano.

Uno de estos Corredores Verdes, en fase de ejecución, nos toca bastante de cerca. Ya anunciábamos en otra crónica la señalización y en cambio tan radical que estaban sufriendo algunos caminos.

Esta transformación se debe a la adecuación de la Puerta de Verde de Marbella, que conecta Marbella con Ronda a través del P.N. Sierra de las Nieves.

En el Aloha Golf nos encontramos este cartel que indica en inicio de la Puerta Verde de Marbella Ronda.



Con toda esa información nos aventuramos a investigar esta atrayente ruta que nos permite subir a la ciudad de Ronda sin tener que tocar la carretera.

Iniciamos la ruta por los primeros tramos del proyecto por la zona del Aloha Golf, para atravesar la Sierra de las Apretaderas para salir al Carril de Castaño Santo y seguir subiendo y subiendo hasta alcanzar el Puerto del Robledal que nos da acceso a la Fuenfría y a la Sierra de las Nieves.


La mañana esta muy fría y a ritmo constante vamos pasando por los hitos habituales de esta ruta. Desde la zona de Venta Quemada podemos ver el valle al Arroyo del Hoyo del bote y el centro en Puerto de la Refriega.
Llegamos sin problemas al cruce del Castaño Santo para seguir subiendo hasta el Puerto de la Refriega.

Los casi mil metros de altitud y el frió antártico comienzan a notarse, los charcos helados que encontramos por toda la subida da paso a estampas tan curiosas como esta de la Fuente de las Tejas.
Grandes planchas de hielo dificultan el paso convirtiendo el carril en una pista de patinaje.

Con casi 15 kilómetros de continua ascensión en la piernas, Luis sigue imparable hasta el Puerto.

Superar los más de 1.200 de altura del Puerto del Robledal es un esfuerzo bastante importante. Para verlo solo hay que mirar atrás y ver parte del camino que llevamos recorrido.

Ya al final de la subida y tras un corto llaneo llegamos al Puerto del Robledal. Al fondo,junto a la Virgencita, Luis me espera para comenzar la bajada hacia la Fuenfría.


Como podéis imaginar hacia un poquito de fresco, el arroyo de la Fuenfría bajaba congelado.

Una pausa para reponer fuerzas en el Abrevadero de Conejeras, cerca del cruce con la carretera de Ronda.

La pileta del abrevadero de Conejeras estaba completamente congelada.
Desde la zona de Conejeras se ve la entrada del camino, franqueda por esta rapaz en homenaje a Antonio Juan Roldan Ramos, por su defensa al patrimonio natural andaluz. Víctima de un accidente de helicóptero tras las tareas de extinción de un incendio forestal.

Una vez descansados y con el sol calentando un poco el ambiente pasamos a la parte desconocida la ruta. El inicio no puede ser más esperanzador. Una pista ancha y en perfecto estado, rodeada por el precioso prado de montaña, salpicada de cortijos...

... y de nuestras queridas fuentes.

Con Ronda intuyéndose al fondo no podemos evitar pararnos a hacer algunas fotos.

Una vez pasado el Cortijo de Manaderos el panorama cambia. Bruscamente se acaba la pista y se torna una vereita. Después de cruzar un arroyuelo no ha más remedio que echarse la bici al hombro.

El paraje junto al río es idílico pero imposible para las bicis.

Cuando se acaba la vereita comenzamos, llegamos al Huerto de Malillo y comenzamos a subir al Cerro de Castillejos, esta vez por pista pero recién abierta, con terreno de gran pendiente, muy blando y expuesto al agua y a la erosión.
El trazado es un sube y baja por la falda de la montaña de desniveles bastante importantes. El barro impide el rodar de la bicicleta obligando continuamente a ayudar de palos y piedras para limpiar ruedas y frenos.
Estos parajes de impresionante y desoladora belleza esta muy lejos de los llanos trazados de las conocidas Vías Verdes.

Tras la subida y dejar atrás una puerta coronamos el Cerro de Castillejo. Ya podemos ver Ronda al Fondo.

Una vez bajado el cerro nos metemos en el Cortijo de Cabralejos. Hay que volver al camino. A partir de ahora la cosa se nos complico un poco. Aparte del barro, el frió y unas nubes muy sospechosas que empezaron a salir de detrás de la Sierra Hidalga amenazando con lluvia, solo encontramos muchos caminos, vallas y ninguna señalización. Nos fallo el olfato pero no la calma.

Casi nos encajamos en las antenas de Sierra Hidalga. Menos más que unas indicaciones nos disuadieron de seguir hacia arriba. Llegamos al Cortijo de Meleketi donde nos dieron agua y nos dijeron que había que bajar.


Nos equivocamos otra vez y otra puerta nos cerraba el camino. Optamos por seguir por un tercer camino que nos subía al cerro de La Tejera. Ronda se veía más cerca.


Después de saltar una valla y tras una abrupta bajada nos encontramos de frente con Río Grande. Otra vez a buscar el camino correcto y como siempre a la tercera lo encontramos y gracias a Andrés un amigo ciclista que nos enseño el buen camino. Desde la Vereita le mandamos un saludo. El último obstáculo y ocasión de oro para quitar barro a los zapatos, cruzar el Rio Grande.

Una última subida y después de tanta cuesta llegamos a los llanos de la Aguaya , donde podemos ver en angar de la pista de aterrizaje de Icona. Nos despedimos muy agradecidos de Andrés, y por si no nos vemos antes de los 101 Km le Ronda le deseamos mucha suerte.

Un poco más adelante nos encontramos con el descansadero del Pilar de Coca.

y para terminar la Ruta giramos a la izquierda para tomar el carril de Capitán que nos lleva directamente al Patronato Militar Virgen de la Paz de Ronda.

Después de semejante aventura solo nos quedaba volver a casa. Optamos por hacerlo por carretera.


Eso sí, con alguna paradita técnica para recuperar fuerzas y quitarnos el frió...

...y acordarnos de nuestro amigo Jesús Master.


Ver mapa más grande


El Mapa


El Perfil

Pincha para ver muchas más fotos.



Bájate el Archivo para GoogleEarth.

Actualiza la entrada Pintando con la Vereita.

5 comentarios:

saltabalates dijo...

hola

Killo como os pasais, eso no se hace, que quereis undirnos??

Pues nada enhorabuena por el ruton y gracias por compartirlo.

saludos

saltabalates

jesusmaster dijo...

INCLUSO SENTADO EN EL SOFÁ ME HE CANSADO DE VER EL RESUMEN DE LA ETAPA. COMO DICE SALTABALATES ESO NO SE HACE, AHORA YA NO ME QUEDAN MOTIVOS PARA QUEJARME.

SINCERAMENTE ME HUBIERA APUNTADO....SOBRE TODO POR ESE "PREMIO" QUE SIEMPRE HAY AL FINAL QUE VA SOBRE PLATO DE PORCELANA: "EMULSIÓN DE TUBERCULO CON EGGS Y COLESTEROL IBÉRICO GOOD"

SALUDOS Y ENHORABUENA POR LA RUTA.

lavereita@gmail.com dijo...

En mi pueblo hay básicamente 3 palabras/expresiones que puedan definir esta proeza de forma fiel y breve:

- "La Vigen"

- "JechuCristo"

y "BenditoSeaLaMisericordiaDelSeñó"

Felicidades
JC

Anónimo dijo...

Muchas gracias por compartir estas narraciones de los caminos y "vereítas" que abrazan nuestras tierras.
Pedro.

Julio dijo...

hace un par de dias vi vuestro rutón de la puerta verde y ayer lo inicie en solitario, llegué hasta un mirador tras dos horas de subida y volví a Marbella. todo fantástico (y duro), casi estrenando pedales automaticos, bien excepto casi al principio, unas rampas muy inclinadas de piedras y grava, hice molinillo y al suelo varias veces ¿como os fue eso?
saludos

ir arriba